- reset +
Home

Milena Ariola: del rock al tango, sin perder la esencia

Ponerle el cuerpo a una pasión, en Venado Tuerto o en Londres, parece ser la consigna que sigue Milena Ariola desde siempre. Y esa pasión sin dudas es la música, la que heredó de su padre (el recordado 'Varilla') y la llevó a formar su primera banda con solo 14 años, para seguir rockeando ya de manera profesional cuando se instaló en Inglaterra. Hoy, los caminos de la música y la vida la llevan a estar embarcada en un proyecto diferente, como cantante de “3 argentinas”, una propuesta tanguera de sonido actual, que la encuentra muy entusiasmada por el resultado y la respuesta del público europeo.

Milena, que hace muy pocos días estuvo visitando a su familia en Venado Tuerto, contó que llegó a Londres en 1998 motivada por vivir “en la cuna de la música, porque siempre me gustó mucho la música inglesa: los Beatles, Led Zeppelin, David Bowie, Queen; y también porque representaba para mí todo un desafío: el idioma, la supervivencia, la soledad y la distancia”.

Con su privilegiada voz, no tardó en insertarse en el mundo de la música, tocando por casi diez años en el grupo Antiproduct (donde además de cantar tocaba teclados y guitarra), formación con la que grabó tres discos y giró por distintas partes del Reino Unido, Europa, Japón y Estados Unidos, participando en varios festivales como el Ozzfest 2002 (con Ozzy Osbourne, System of a Down, entre otros), Bulldog Bash, Rock and Blues, etc. También tocó la guitarra para el mítico Marky Ramone, cuando Antiproduct fue su banda durante una gira por Europa.

En 2006 Milena armó su primera banda propia, llamada Shush, con la cual realizó shows por Inglaterra y Escocia, registrando un EP en 2006 y un larga duración en 2011. Precisamente fue en ese año en que formó su actual proyecto “3 argentinas”, que ya cuenta con un primer registro discográfico llamado “La estrella”, editado en agosto del año pasado.

 

LE LLEGÓ EL TANGO

En una entrevista realizada vía correo electrónico, la venadense cuenta que 3 argentinas surgió “cuando quedé embarazada en el año 2011 y con mis amigas Elo y Ade se nos ocurrió hacer algo juntas por primera vez desde que nos conocemos. A ellas las conocí acá en Londres, pero ellas ya eran amigas de Córdoba porque habían estudiado juntas”. Milena asegura que necesitaba un cambio, estaba en una búsqueda interna y que por eso asumió el desafío de hacer algo muy distinto a lo que estaba realizando en la música, como por ejemplo volver a cantar en castellano. “De una manera o de otra nos pasó a cada una de las tres, que nos encontrábamos en el momento justo y así, casi sin planearlo, salió todo un disco. Escribir las canciones fue un proceso natural, espontáneo, honesto y a la vez rápido... todo tuvo mucha fluidez”, destaca.

Ariola afirma que el tango en Inglaterra -como en el resto de Europa- tiene una gran repercusión, existiendo en Londres muchos lugares donde se baila y se escucha; de todos modos se muestra sorprendida por la buena repercusión que está teniendo el proyecto: “Creo que las tres hemos logrado crear y ofrecer un producto fresco (y para acá en cierto modo novedoso) y a la vez muy familiar. Las canciones, al tener una mezcla de tango, folklore, con algo de rock y pop, suenan diferente. Lo que más nos sorprende es que nos llaman para tocar en lugares donde generalmente una banda de tango no tocaría. Lo de mezclar dos idiomas también parece ser bien recibido, pero las canciones más 'atangadas' son las que mayor repercusión logran”.

 

UNA FORMA DE VIDA

Milena asegura que recién cuando se instaló en Londres fue que “empecé a dedicarme realmente a la música, cuando empezamos a tocar con Antiproduct fue cuando viví la experiencia de salir de gira, grabar discos y ganar dinero (aunque no haya sido mucho en ocasiones). Lo que sentí, de alguna forma, fue como más libertad estando en Inglaterra... lugar nuevo, nadie me conocía... me pude expresar más, quizás. También en Londres había más oportunidades que no las había en Argentina”, analiza.

Ahora, en esta nueva etapa profesional, la venadense entiende que el cambio de estilo “sigue representando un desafío y una búsqueda, por ahora este es el camino que estamos recorriendo, ¡y tampoco hemos llegado todavía! Por lo pronto, nos falta grabar el segundo álbum”.

-¿Esto signfica que colgaste la campera de cuero?

- No siento haber dejado el rock, todo lo contrario: el rock se ha incorporado y es una parte bien importante de nuestro estilo con 3 argentinas. Creo que, haga lo que haga, nunca dejaré de hacer rock. La campera de cuero por ahora se la presté a Ade, la guitarrista, que está pasando por un look más rockero... jaja.

 

RECUERDOS VENADENSES

Los años pasan, pero persiste en muchos que compartieron momentos musicales con Milena Ariola un grato recuerdo de lo que alcanzó a ofrecer atísticamente en Venado Tuerto. A la distancia, ella también mantiene una imagen feliz de aquellos tiempos: “Fue una época hermosa con mucha música y muchos músicos muy talentosos con los que compartí experiencias bárbaras, como Julián Baronio, Pulga Luciani, Jota Morelli, Corto Mestre, Sartén Asaresi, Rano Sarbach, Lelo Ronco, Kitty Mercanti, entre otros. Muchos músicos buenísimos salieron de Venado”, destaca.

Su banda más recordada es Stradivarius Fucsia, que la formó junto a Marcelo Ronco: “Me acuerdo cuando todavía no teníamos nombre y un día en la calle nos encontramos con Jota Morelli y él nos tiró el nombre Stradivarius... ¡probablemente él ni se acuerda! En Stradivarius también tocaban Verónica Chufardi, Juan Manuel 'Ñoqui' Sosa, Silvano Pereyra, Alejandro Morelli y Javier Lopez... Fue una etapa muy linda y fue el comienzo de mi gusto por el escenario”. Ese que después, haciendo rock o tango, no largó nunca más...

K2_MEDIA